20
Oct

Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de Huelva- Sentencia favorable que hace referencia a nuestro dictamen pericial

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de Huelva menciona el informe pericial caligráfico aportado, por el perito César Cordero Martín.

Sentencia de fecha del 10 de octubre de 2018.

“En último lugar declaró en el acto del juicio el perito don César Cordero ratificando el informe pericial aportado por la parte actora, pericial caligráfica que concluye que la firma dubitada de la solicitud de contrato de crédito al consumo, no ha sido realizada pro la autora de los cuerpos de firmas doña xxxxxxxx xxxxxxxxx xxxxxx, …”

“De este modo y atendiendo al conjunto de las pruebas practicadas cabe estimar la alegada falta de legitimación pasiva y en consecuencia desestimar la demanda rectora de la presente litis”

12
Sep

FALSEDAD DOCUMENTAL: ¿Han sido falsificadas las notas del Máster de Carmen Montón?

La ministra Carmen Montón no aprobó todo su máster “en la convocatoria de junio de 2011”, como ha defendido ella misma en público y como dice el expediente académico oficial que ha presentado y que también publicó este lunes eldiario.es.

En esa fecha, según consta en su ficha de alumna, al menos en una asignatura,  Montón aparecía con un “no presentado” cuando acabó el curso que ella defiende que había superado. El sistema informático de registro de la Universidad Rey Juan Carlos refleja claramente que el 13 de julio de 2011 una materia aún está por superar: “No presentado”, aparece en la ficha de la alumna Carmen Montón Giménez que figura en la intranet de la Universidad Rey Juan Carlos.

Este martes, horas después de la publicación de estos detalles, la Universidad ha confirmado que hubo varios cambios de calificaciones en el expdiente de la Ministra que está analizando en el curso de la investigación interna sobre la actividad académica del Instituto de Derecho Público de la URJC.

Cuatro meses más tarde, el 25 de noviembre de 2011, alguien entró en ese mismo sistema informático y modificó la nota. De “no presentado” pasó a “aprobado”. eldiario.es no ha podido acreditar quién es esta persona que cambia la nota ni por qué lo hace. En esa fecha, las actas oficiales del máster estaban ya cerradas y el curso académico 2010-2011 había finalizado.

El título de máster de Carmen Montón, con fecha 2012, un año posterior al curso que aparece en sus notas
El título de máster de Carmen Montón, con fecha 2012, un año posterior al curso que aparece en sus notas

El mecanismo legal para cambiar una nota con las actas ya cerradas está muy regulado. En el caso de la ministra Carmen Montón, eldiario.es no tiene constancia de que esas gestiones se hayan realizado ni con qué motivación. La Universidad Rey Juan Carlos no da respuesta y remite a la interesada, con el argumento de que no puede revelar los expedientes de sus exalumnas. Carmen Montón asegura que completó todo el curso en junio de 2011. eldiario.es ha repreguntado a fuentes del Ministerio de Sanidad si se mantienen en esa versión: “Así consta en su propio portal del alumno y en su expediente académico que expidió la universidad y hemos repartido hoy (por el lunes)”, afirman.

No es la primera vez que un máster del instituto universitario que dirigía Enrique Álvarez Conde presenta un cambio de notas de este tipo. Lo mismo ocurrió con Cifuentes y la funcionaría Amalia Calonge, que modificó las notas a posteriori para cambiar un “no presentado” por otra nota. La excusa del fallo en la transcripción de notas, que en su momentó usó Cristina Cifuentes y la URJC para intentar justificar este cambio irregular en su expediente, queda esta vez descartado porque Montón nunca ha hablado de que haya habido ningún error en su expediente. Es más, lo ha dado todo por correcto.

Que Montón tuviera una asignatura pendiente hasta noviembre de 2011 convierte en fraudulenta su presentación del trabajo de fin de máster. El artículo 8.2 del reglamento es bastante claro. “Para poder realizar la defensa del Trabajo Fin de Máster (TFM) el alumno  tendrá que haber superado el resto de las asignaturas del máster, para lo que deberá entregar la justificación correspondiente”. Pero en junio, según los registros informáticos de la Universidad, es evidente que Carmen Montón no había superado todas sus asignaturas.

El expediente del máster de género de la ministra Carmen Montón
El expediente del máster de género de la ministra Carmen Montón

La ministra ha asegurado en dos ocasiones que presentó ese TFM en junio, como consta en sus notas, aunque no ha podido acreditarlo con ningún correo. Según el calendario de aquel curso, las alumnas tenían el 10 de junio como plazo máximo de entrega, como pudo confirmar eldiario.es en un mail que enseñó la propia Montón a los periodistas de esta redacción. Las pruebas recabadas por eldiario.es demuestran por tanto que presentó el trabajo cuando una de sus asignaturas figuraba en su expediente como “no presentado”, algo que le debió impedir que presentase el trabajo.

Este procedimiento de calificaciones es prácticamente calcado al de Cristina Cifuentes, que está siendo investigado en el juzgado de instrucción 51 de Madrid: un cambio de notas fuera del curso escolar, sin rastro de apertura de actas ajustadas a la normativa y que incluye la presentación del TFM cuando quedan asignaturas por aprobar. El Instituto Universitario de ambos másteres es el mismo.

El documento, al que ha tenido acceso eldiario.es, demuestra que las notas finales de Carmen Montón se pusieron un curso después de lo que defiende la ministra. Eso explicaría la anomalía en su título universitario oficial firmado por el rey, que certifica que finalizó los estudios de máster en “junio de 2012”, un año después que sus compañeras, en cuyos títulos figura “junio de 2011” como el mes en que completaron este posgrado. L a expedición de ese certificado académico estaba regulada por el Real Decreto 1002/2010 , y en él se detalla que en estos documentos oficiales tiene que aparecer la “fecha de finalización de las enseñanzas” en el formato de mes y año. 

Según Montón, este llamativo error en la fecha de su título era culpa de la Universidad Rey Juan Carlos, a la que ha solicitado una corrección en una carta que este lunes ha enseñado a los medios.

Tras publicarse la noticia de eldiario.es que revela que  el máster de Montón está plagado de irregularidades, la ministra ha dado una  rueda de prensa en la que ha insistido en su inocencia y ha cambiado la versión que ofreció a los periodistas que investigaron su título diciendo que hizo el máster “a distancia”. La documentación de la universidad revela que la  única modalidad legal era presencial.

Montón también negó haber pedido ninguna convalidación, pese a que la profesoraSonia Núñez ha acreditado una convalidación en sus actas. Montón en todo momento ha defendido que hizo el curso en un año, en el 2010/2011. La ministra de Sanidad, cada hora más cuestionada por los propios dirigentes del PSOE y del propio Gobierno, se niega a dimitir porque, según ha defendido con vehemencia en dos ocasiones, “no todos somos iguales”. 

FUENTE: www.eldiario.es

7
May

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 4 DE CÁDIZ – Sentencia favorable para nuestros clientes

 

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 4 DE CÁDIZ

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 4 de Cádiz menciona el informe pericial realizado, por el perito César Cordero Martín.

Sentencia de fecha 27 de Abril de 2018

Sentado lo anterior, la prueba practicada por la actora, sobre la que recae el “onus probandi”, no acredita la intervención del vehículo matrícula XX-XXXX-XX en el siniestro que se dice ocurrido el día 24 de marzo de 2015. Se aporta como documento nº 1 de la demanda parte amistoso de accidente en el que figuran los datos de identidad de la demandada, el modelo y matrícula del vehículo, un número de póliza de la Compañía de seguros XXXXXX y, al pie de dicho documento, una firma como perteneciente a la Sra. XXXXXXX. Ahora bien, el informe pericial grafoscópico emitido por D. César Cordero Martín, quien se ratificó en su contenido en el acto del juicio, pone de manifiesto que los datos consignados en el parte no fueron escritos por Dña. XXXXXXXXX XXXXXXX XXXXXXX y que la firma no fue realizada por ella. Por otra parte, tenemos que el DNI nº XX.XXX.XXX-X que figura en la casilla del conductor del vehículo matrícula XX-XXXX-XX no coincide con el número de DNI de la demandada que es el XX.XXX.XXX-X. Si bien es cierto, como sostuvo la parte actora en fase de conclusiones, que la circunstancia de que el vehículo matrícula XX-XXXX-XX fuera dado de baja en tráfico en el año 2005 no significa que haya sido destruido, y que la responsabilidad de la demandada derivaría también de su condición de propietaria de un vehículo sin seguro, no es menos cierto la necesidad de acreditar cumplidamente la existencia del siniestro y la intervención en éste de dicho vehículo resultando la única prueba practicada al efecto -parte amistoso de accidente- totalmente insuficiente por cuanto los datos que constan en el mismo pueden ser recabados por cualquier persona a través del Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico tal y como resulta de los documentos nº 4 y 5 acompañados por la propia demandante. De este modo, la consignación de los datos de un vehículo y de los su propietaria en un parte amistoso, cuando por ésta se niega la intervención en el accidente y consta probado que ni redactó el parte ni estampó su firma en él no permite concluir en el sentido pretendido por la parte actora”

5
Jul

¿Qué es la Clasificación de Niza?-Perito Patentes y Marcas-Huelva-Sevilla

 

 

¿Qué es la Clasificación de Niza?

La Clasificación de Niza es una clasificación de los productos y servicios para el registro de las marcas de fábrica o de comercio y las marcas de servicios. El solicitante español debe indicar la clase o clases para la que solicita la marca, en el momento de la solicitud.

Origen de la Clasificación de Niza

La Clasificación de Niza se basa en un tratado multilateral administrado por la OMPI, que se denomina el Arreglo de Niza relativo a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas, concertado en 1957. Esta Clasificación se conoce comúnmente como la Clasificación de Niza. El Arreglo de Niza está abierto a los Estados parte en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial.

Utilización de la Clasificación de Niza

La utilización de la Clasificación de Niza por las oficinas nacionales permite la presentación de solicitudes haciendo referencia a un solo sistema de clasificación. Con ello, la preparación de solicitudes se simplifica considerablemente, ya que los productos y servicios a los que se aplica una marca dada estarán clasificados de la misma manera en todos los países que la hayan adoptado. Además, el hecho de que la Clasificación de Niza exista en varios idiomas ahorra a los solicitantes una cantidad considerable de trabajo en el momento en que deben presentar una lista de productos y servicios en un idioma diferente al del país de origen de la marca.

Al 15 de julio de 2001, eran parte en el Arreglo de Niza 61 Estados. Estos han adoptado y aplican la Clasificación de Niza para el registro de las marcas. Además, también utilizan la Clasificación de Niza las oficinas de marcas de más de 90 países, tres organizaciones y la Oficina Internacional de la OMPI.

Estructura de la Clasificación de Niza

La Clasificación de Niza está compuesta de una lista de clases, acompañada de notas explicativas y de una lista alfabética de productos y otra de servicios, indicando la clase a la que pertenece cada uno de los productos o servicios. El encabezamiento de clase describe en términos muy generales la naturaleza de los productos o servicios contenidos en cada una de las 34 clases de productos y once clases de servicios. Van acompañadas, cuando conviene, de notas explicativas que describen en mayor detalle el tipo de producto o servicio incluido en la clase correspondiente. La lista alfabética es una lista de los productos y servicios en orden alfabético. Contiene alrededor de 10.000 partidas relativas productos y 1.000 partidas relativas a servicios.

 

 

Fuente: http://www.oepm.es

13
Ene

LOS REVISORES DE LETRAS: antecedente del Perito Calígrafo.

La Pericia Caligráfica es una disciplina que se encarga del estudio para la identificación de la escritura y firma manuscrita. Es por ello, que la escritura con fines administrativos de las cancillerías reales, fueron objeto de las primeras falsificaciones.

Sus antecedentes, se remontan a la Edad Media, concretamente a las Partidas de Alfonso X el Sabio, en las que se referían a los “omes sabidores que sepan bien conocer o entender las formas de las figuras de letras”.

Oficialmente, se establece y regula el Cuerpo de Revisores de Firmas y Letras Antiguas (18 de julio 1729), mediante ordenanza del Consejo de Castilla. Da lugar a una colegiación de una institución encargada de llevar a cabo el cotejo y peritaje. Hasta la fecha, esta labor recaía en los maestros de instrucción primario en general. No obstante, esta disciplina profesional se optimiza y limita selectivamente en función de la aptitud y capacidad. En número total de seis, fueron elegidos para esta labor Juan Claudio Aznar de Planco, Gregorio San Juan, Antonio Ruíz Majuelo…

Los Revisores de Letras, son el germen de la figura del Perito Calígrafo y experto en Documentoscopia, que ha evolucionado hasta alcanzar la metodología y rigor actual. Hay que tener muy presente, que la falsedad documental ha ido ostentado mayor presencia en la sociedad en las últimas décadas. Recientemente, se destapó una trama de  falsificación documental,  por la que manipulaban los billetes del trayecto, en una empresa de transportes que desarrolla su actividad en las provincias de Huelva y Sevilla.