23
Ene

PERITO CALÍGRAFO & DOCUMENTOSCOPIA: ¡¡Cuidado!! Billetes falsos en el Rastro de Madrid

Los comerciantes del legendario mercado denuncian que una banda de delincuentes aprovecha el barullo para colar billetes falsos de 20, 50 y 100 euros

Critican a Carmena por reducir de 90 a 30 los policías destinados a la vigilancia

Aprovechan el barullo domimical para cometer sus fechorías. Con los puestos llenos y sin máquinas especializadas que comprueben que los billetes son verdaderos, una banda se ha especializado desde hace varias semanas en colar billetes falsos de 20, 50 y 100 euros en los comercios del Rastro.

Así lo denuncia la asociación intercultural del Rastro de Madrid. «Está claro que hay una banda, pero el concejal del distrito [Centro], Jorge García Castaño, lo negó en el Pleno. Le enseñé los billetes y se quedó helado», señala el presidente de la asociación, Mario Agreda.

«Igual te compran algo de diez euros, te dan el billete de 50, y se llevan 40 euros y la compra. Lo hacen con una precisión terrible», precisa Agreda, que culpa de esta y otras circunstancias a la falta de seguridad, que atribuye al propio edil del distrito Centro de Ahora Madrid.

«Hemos pasado de tener 90 agentes desplegados por El Rastro todos los domingos a sólo alrededor 30, nos dicen los propios agentes. Así es imposible cuidar El Rastro», protesta el presidente de la asociación.

Después de más de dos años reivindicando una reunión con el Consistorio, el colectivo de comerciantes, cerca de 800, va a mantener el próximo jueves una Mesa de trabajo con todas las fuerzas políticas para denunciar «el abandono» al que la administración municipal está condenado al mítico mercado dominical, por el que pasan cada jornada una media de 150.000 personas.

«Como eje principal pondremos sobre la mesa una reivindicación que tenemos desde hace más de 10 años, que el Rastro sea declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial, ya que reúne todas las condiciones para lograrlo, e instaremos a todos los representantes políticos para que se apruebe esta petición y trasladarlo posteriormente a la Unesco para su aprobación», asegura Agreda.

Entre los problemas que encuentran los comerciantes está que el Ayuntamiento «no facilita la actualización del documento» que acredita la titularidad del puesto, además de que están dando permisos para que se venda ropa usada no fiscalizada, que, según la asociación, proviene de recolectas que se hacen en varios puntos de Madrid y a través de distintas vías para enviar posteriormente a países subdesarrollados.

«Las mafias se encargan de distribuir esa mercancía cuando es algo totalmente ajeno al espíritu del Rastro, que es ser solidario con los demás», precisa el representante de los comercios.

De forma paralela, los vendedores se están encontrando con un férreo control de los «papeles, como que estemos dados de alta de autónomos y que tengamos las facturas de lo que vendemos en regla, cuando en muchos casos se trata de productos artesanos». «Nunca estuvimos peor que ahora», insiste el representante vecinal.

Otras dos denuncias más figuran en la lista que llevarán a esa reunión, que se celebrará en la sede de grupos municipales en la calle Mayor. La primera, que no se han frenado los puestos paralelos e irregulares que se colocan en la calle Ribera de Curtidores antes de que empiece el Rastro «y donde se venden cosas robadas». La segunda, la limpieza, ya que la «suciedad campa a sus anchas» y no se realiza limpieza antes de que empiece el mercado, «cuando el olor es pestilente, es terrible, según nos cuentan en muchos puestos».

Por todo ello, desde la asociación piden al Ayuntamiento soluciones urgentes para que «no se borre el valor histórico, intercultural, artístico, turístico y económico» del Rastro.

Fuentes del Área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid explican a este diario que no se ha reducido el número de agentes y que hay destinados en la zona 46 todos los fines de semana. «Las relaciones con las asociaciones son fluidas y constantes, además de satisfactorias», trasladan desde el Área de Seguridad.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/madrid/2018/01/23/5a66372fca47412b308b4647.html

18
Dic

PERITO CALÍGRAFO SEVILLA-PROPIEDAD INDUSTRIAL: ¿Qué es un Diseño Industrial?

Un Diseño Industrial otorga a su titular un derecho exclusivo (a utilizarlo y a prohibir su utilización por terceros sin su consentimiento), sobre la apariencia de su totalidad o de una parte de un producto, que se derive de las características de, en particular, las líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales del producto en sí o de su ornamentación. Los diseños podrán ser bidimensionales o tridimensionales.
La duración de la protección conferidas por los Diseños Industriales es de cinco años contados desde la fecha de presentación de la solicitud de registro, y podrá renovarse por uno o más períodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de veinticinco años computados desde dicha fecha.
Un diseño industrial es el aspecto ornamental o estético de un artículo El diseño industrial puede consistir en rasgos en tres dimensiones, como la forma o la superficie de un artículo, o rasgo en dos dimensiones, como el dibujo, las líneas o el color.
Los diseños industriales se aplican a una amplia variedad de productos de la industria y la artesanía: desde instrumentos técnicos y médicos a relojes, joyas y otros artículos de lujo; desde electrodomésticos y aparatos eléctricos a vehículos y estructuras arquitectónicas; desde estampados textiles a bienes recreativos.
Para estar protegido por la mayoría de las legislaciones nacionales, un diseño industrial debe ser no funcional. Esto significa que el carácter de un diseño industrial es esencialmente estético y la legislación no protege ninguno de los rasgos técnicos del artículo al que se aplica.