8
Nov

PERITO CALÍGRAFO JUDICIAL HUELVA: ¿Qué es la recusación de un perito?

La recusación de un perito judicial consiste en las sustitución del perito previamente designado,  el rechazo del perito se encuentra regulado en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Con el fin de que el perito sea lo más imparcial posible en la confección de su informe pericial, existe la posibilidad de su recusación una vez designados por el Magistrado cuando nos encontremos los casos previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial (Artículos 219 y 220) y en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

En el marco de la LEC (Artículo 124), se advierte que los peritos que pueden ser recusados son los que han sido asignados a instancia judicial por sorteo, sin distinción del tipo de peritos, bien titulares o suplentes. Mientras que los peritos presentados de parte no está permitida la recusación, sino la tacha recogida en los artículos 343 y 344 de la LEC.

A continuación, detallaremos los motivos o causas (Ley Orgánica del Poder Judicial) por los que un perito judicial puede ser recusado:

  • Haber dado anteriormente sobre el mismo asunto dictamen contrario a la parte recusante.
  • Haber prestado servicios como tal perito al litigante contrario o ser dependiente o socio del mismo
  • Tener participación en sociedad, establecimiento o empresa que sea parte del proceso.

Perito Calígrafo César Cordero Martín.

5
Jul

¿Qué es la Clasificación de Niza?-Perito Patentes y Marcas-Huelva-Sevilla

 

 

¿Qué es la Clasificación de Niza?

La Clasificación de Niza es una clasificación de los productos y servicios para el registro de las marcas de fábrica o de comercio y las marcas de servicios. El solicitante español debe indicar la clase o clases para la que solicita la marca, en el momento de la solicitud.

Origen de la Clasificación de Niza

La Clasificación de Niza se basa en un tratado multilateral administrado por la OMPI, que se denomina el Arreglo de Niza relativo a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas, concertado en 1957. Esta Clasificación se conoce comúnmente como la Clasificación de Niza. El Arreglo de Niza está abierto a los Estados parte en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial.

Utilización de la Clasificación de Niza

La utilización de la Clasificación de Niza por las oficinas nacionales permite la presentación de solicitudes haciendo referencia a un solo sistema de clasificación. Con ello, la preparación de solicitudes se simplifica considerablemente, ya que los productos y servicios a los que se aplica una marca dada estarán clasificados de la misma manera en todos los países que la hayan adoptado. Además, el hecho de que la Clasificación de Niza exista en varios idiomas ahorra a los solicitantes una cantidad considerable de trabajo en el momento en que deben presentar una lista de productos y servicios en un idioma diferente al del país de origen de la marca.

Al 15 de julio de 2001, eran parte en el Arreglo de Niza 61 Estados. Estos han adoptado y aplican la Clasificación de Niza para el registro de las marcas. Además, también utilizan la Clasificación de Niza las oficinas de marcas de más de 90 países, tres organizaciones y la Oficina Internacional de la OMPI.

Estructura de la Clasificación de Niza

La Clasificación de Niza está compuesta de una lista de clases, acompañada de notas explicativas y de una lista alfabética de productos y otra de servicios, indicando la clase a la que pertenece cada uno de los productos o servicios. El encabezamiento de clase describe en términos muy generales la naturaleza de los productos o servicios contenidos en cada una de las 34 clases de productos y once clases de servicios. Van acompañadas, cuando conviene, de notas explicativas que describen en mayor detalle el tipo de producto o servicio incluido en la clase correspondiente. La lista alfabética es una lista de los productos y servicios en orden alfabético. Contiene alrededor de 10.000 partidas relativas productos y 1.000 partidas relativas a servicios.

 

 

Fuente: http://www.oepm.es

29
Mar

PERICIA CALÍGRAFICA HUELVA Y SEVILLA: Impulsos gráficos en las firmas

Los impulsos gráficos con los que se construye una firma, es un aspecto muy a tener en cuenta, por parte del perito calígrafo. En el caso de firmas legibles, lo impulsos gráficos son fácilmente apreciables por el perito en grafoscopia. No obstante, en las firmas agrafiadas (si encima es una firma muy compleja o enmarañada), son más complicadas de falsificar, ya que son totalmente ilegibles.
Por otra parte, es muy importante ver como se realizan esos enlaces, la morfología que tienen y que el perito verifique el número de impulsos gráficos. Si la firma tiene media presión y es uniforme, encima es lenta y resulta que los impulsos con los que se realiza no son los mismos, ya se nos enciende una luz roja.
En ocasiones, hay que tener en cuenta, que hacemos simplificaciones de la firma y se suprimen algunos elementos gráficos. Por tanto, eso se trata de una simplificación de firma y no necesariamente el perito debe interpretarlo como falsificación de la firma.
Luego está el grafocinetismo, en el caso de los enlaces, no sólo debemos fijarnos en los propios enlaces, sino también en el recorrido que tiene cada elemento gráfico. Ya que el perito, podría apreciar alguna parada y reenganche en la continuidad del ductus de la persona.

César Cordero Martín (Máster de Documentoscopia y Grafología Univerdidad de Barcelona). Perito Judicial Calígrafo Huelva, Sevilla, Cádiz y Córdoba. Despacho de Pericia Calígrafica, Grafología, Documentoscospia y Propiedad Intelectual, de parte para toda España, incluidas Canarias y Baleares.