LA ESCRITURA DE DELINCUENTES- Grafología Forense

No se puede considerar una persona mentirosa por el hecho de reconocer signos de poca sinceridad, es diferente si éstos van acompañados de un componente egocéntrico.
No existen signos específicos que permitan dictaminar una tendencia delictiva concreta, sino que hay signos que tienen mucha probabilidad y que se refuerzan cuando están combinados entre sí.
No obstante, debemos tener presente el principio de relativismo cultural. De hecho, hay que tener en cuenta que cultura estamos estudiando. Hay culturas que ser hipócrita se considera de buena educación. Mientras que mentir es negativo, totalmente diferente a ser políticamente correcto.

MAX PULVER
El paso al acto delictivo o a la descarga agresiva, vendrá condicionado por las circunstancias ambientales, la hostilidad del entorno, resentimientos, situaciones no superadas de la persona. Es más fácil hacer este paso cuando falla el autocontrol. Los rasgos grafológicos más frecuentes que se pueden localizar en la escritura de los delincuentes son:

 Movimientos perturbados.
 Espacios blancos irregulares.
 Muy tensionada o poco tensionada.
 Poca espontaneidad en las formas.
 Suciedades, empastes.
 Mala distribución de la presión.
 Etc…

ROBERT SAUDEK
Grafólogo checo, aunque residió en Londres y se le considera el padre de la grafología inglesa, observa en su obra, que todos los signos que l ha podido clasificar, sólo pueden tenerse en cuenta como simbolismos de deshonestidad y tendencias delictivas, en caso de que reúnan además la característica de formar parte de una escritura anormalmente lenta, una lentitud premeditada, de la que se puede deducir un afán de ocultarse, de no mostrar cuáles son sus auténticas intenciones o sus deseos a los ojos de los demás.
Según su apreciación, cuando una letra sea anormalmente lenta y acuse algunos signos de los que se señalan a continuación, se podrá decir que concurren en ella tendencias delictivas. De hecho, la lentitud premeditada denota afán de ocultarse. De no mostrar cuáles son sus auténticas intenciones o deseos, de cara a los ojos de los demás. Mencionamos algunas de las características mediante las cuales, el perito grafólogo reconoce este tipo de escritura:
 Falta de estabilidad.
 Numerosos retoques.
 Trazos recubiertos por repetidas pasadas de pluma.
 Escritura extremadamente pastosa.
 Etc…

Comments are closed.